13 sept. 2009

- Tengo que aprender: uno y uno, tres,
ya se que la vida es una herida absurda;
ganas de matar, dos copas de mas,una risa curda,
un libro viejo de Roberto Arlt...que no me deja en paz.
Tengo una cruz de estrellas en el sur.
Y, ademas, hoy por hoy, donde voy,
loco, mareado por los foco de azucar y de sal,
de miedo y vanidad,del siglo que cumpli, del pibe que no fui,
de todo lo que deja cicatriz.
Y no hay manera de avitar el salto mortal de vivir;

No hay comentarios: